gear-products-11.jpg

Descanso e Inflamación

Siempre que hablamos de modificar nuestros hábitos, siempre se habla de lo mismo… realizar ejercicio físico y llevar una alimentación saludable.

En cuanto al ejercicio, que si entrenamos 3-4 días, en la alimentación, que si el ayuno intermitente, que si tomar suficiente proteína, etc. , etc., etc. Pero,  ¿y el descanso? Realmente le damos a nuestro cuerpo, ¿el descanso que se merece?

Vivimos en un mundo en el que el estrés está presente día tras día, ya no solo  psicológico ,sino también  físico, debido a nuestras labores diarias  y añadiría… por el poco descanso que realizamos. Si encima practicamos  ejercicio físico para mantenernos con un alto nivel de salud, el descanso se vuelve si cabe, aún más importante, ya que ese ejercicio, provoca un estrés en nuestro organismo.

Tenemos que tener bien presente, que durante el ejercicio y, en concreto, el entrenamiento de fuerza, el daño que producimos a nivel del tejido muscular, vaciamiento de sustratos energéticos , alteraciones en el sistema endocrino, aparato respiratorio, circulatorio  y en otras partes del organismo ,se tienen que reparar,  ¿y cuándo se produce esta recuperación en el organismo ? Pues durante el descanso nocturno primordialmente. Por ello el dormir, 7-8-9 horas se vuelve tan importante.

Y ahí entra un factor tan importante como la alimentación, que nos aportara los nutrientes necesarios para la reparación de los tejidos, recuperación de sustratos energéticos, hormonas y en general de todo el organismo. Hasta aquí bien, pero que ocurre si, no descansamos lo necesario. Pues aquí viene el problema, cuando no dormimos lo suficiente, comenzamos a tener fatiga durante el día, esta fatiga acumulada durante días y días, crea un proceso inflamatorio en nuestro organismo debido a una liberación de citoquinas inflamatorias , esto hace que nuestro sistema inmunológico se active , y requiera más energía de la normal.

Dentro de los substratos de los cuales se abastece nuestros sistema inmune, está la glutamina , un aminoácido  semiesencial  presente en muy alta cantidad en nuestro tejido muscular, entre otros. Es decir, SE PRODUCIRA CATABOLISMO (destrucción) del tejido muscular, aunque en un periodos corto de tiempo no sería  tanto el problema (4-5 días por ejemplo).

SIN CONTAR QUE AFECTA NEGATIVAMENTE ESE CANSANCIO, A LA PERDIDA DE GRASA. Tanto es así, que aun estando en déficit calórico, podemos sufrir todo contrario.

Pero y si esta inflamación se vuelve crónica, por ejemplo con el paso de las semanas. Lo primero de todo, además de la fatiga generada por no descansar lo suficiente,  tomaría protagonismo el  cortisol, la conocida hormona del estrés, esta se verá aumentada, como también la adrenalina, produciendo dificultad para el descanso, derivando en un  estado inflamatorio.  La serotonina, un  neurotransmisor encargado  del bienestar en nuestro organismo, es el encargado de los ciclos del sueño, y es el precursor de la melatonina, LA HORMONA DEL SUEÑO.

Este estado de inflamación inhibiría en gran medida la síntesis de serotonina, esto conllevaría en gran parte a un déficit de producción de melatonina, con lo que dificultara muchísimo el conciliar el sueño. Este déficit, junto al aumento de adrenalina, es una completa bomba. Además la inhibición de la serotonina, está relacionada con la aparición de la depresión.

Y esto no es todo, ya que un estado de inflamación crónica, debido a una falta de sueño, repercute en infinidad de problemas… desde una posible resistencia a la insulina, un casi nulo trabajo por parte de la hormona de crecimiento, que es durante la fase del sueño, cuando mayor es su pico,  un sistema inmunológico debilitado e incluso problemas cardiovasculares debido a un aumento de presión arterial y así un largo etc. de problemas añadidos.

Dicho todo esto , que tenemos que tener más presente el descanso y aplicarlo diariamente de la manera más correcta.

Y sobre todo y lo más importante, escuchar SIEMPRE a vuestro cuerpo, el mejor sensor que uno puede tener para saber si necesitamos bajar el ritmo y descansar.

Para más información podéis consultar mi página y tarifas de entrenador personal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Raúl Planas. Todos los derechos reservados | Desarrollo Marketing Online Jiménez Carbó

Política de Privacidad

Política de Cookies

Aviso legal

Sígueme