¿EL DEPORTE ES SALUD?

Lo primero que hay que saber es el significado de la palabra deporte.

¿Qué es el deporte?

Deporte es toda aquella actividad física que está federada y reglamentada. Si bien es cierto que puede mejorar la condición física de la persona, ese no es el fin y por ello  no hay que relacionarlo con la salud y menos el deporte de alto rendimiento. 

El deporte y sobre todo el de alto rendimiento, produce mucho estrés oxidativo en el organismo, produciendo altos niveles de inflamación.

Por poneros un ejemplo, y bajo mi experiencia, uno de los factores que más alterado veo en analíticas, son los altos niveles de urea y creatinina ( y no por tener mucha masa muscular) en sangre debido al catabolismo muscular, con lo que esto conlleva a un estrés por parte de los riñones para nada bueno. Otros parámetros que se ven afectados también, son algunos de los que componen la  serie roja.

El deporte y las lesiones

Disciplinas como el futbol, baloncesto, atletismo o ciclismo entre muchos otros, son muy propensos a las lesiones, y esto siempre hay que tenerlo muy en cuenta.

Hay que decir también, que  influyen más factores importantísimos como es el nutricional y el descanso, pero aun así el desgaste mecánico que tienen es altísimo.

Como todo en esta vida requiere de una fase de adaptación y preparación, es decir, si tu deporte favorito es el atletismo por poner un ejemplo, no vale solo con correr… Antes de ello el cuerpo hay que prepararlo trabajando la musculatura, que al fin y al cabo es la responsable de generar la fuerza que proporcionara el movimiento, además esa misma musculatura será también responsable de absorber y minimizar los innumerables impactos que se producen en la carrera e intentar proteger a las articulaciones, que si o si sufrirán esos impactos.

Además, aprender y perfeccionar la técnica de carrera será primordial para ser más eficiente y minimizar los riesgos de lesión. 

El problema viene cuando no lo hacemos

Nuestro cuerpo sufre desgaste y la práctica deportiva y sobre todo el alto rendimiento generan muchísimo desgaste tanto mecánico  como fisiológico. De hecho solo hay que fijarse bien en los deportistas de alto rendimiento, y sobre todo cuando dejan la disciplina, muchos por todas las lesiones que han sufrido y han acortado su carrera deportiva.

Que el deporte incluya el futbol o el triatlón por poner algún ejemplo, no te garantiza que vayas a tener una salud de hierro, por eso nunca tenemos que considerar el deporte como clave para la mejora en nuestra salud.

Hay que tener en cuenta que cuando hablamos de deporte de competición, los objetivos son muy distintos, y si una disciplina deportiva de por sí tiene un riesgo alto de lesión (mecánicamente hablando), hay que sumarle la cantidad de días semanales que se practica con lo que todo se agrava aún más. Además, cuando hablamos de la competición, y en según qué disciplinas, se usan algún tipo de sustancias mara mejorar aún más el rendimiento deportivo y conseguir los objetivos.

Es decir, se antepone la salud con el fin de mejorar el rendimiento y conseguir los mejores resultados. 

El deporte amateur

En cambio, si hablamos del deporte amateur esto se complica. Por qué digo esto, el 95% de las personas que practican algún deporte de forma amateur, se alimentan de una manera incorrecta, escasa y deficiente, además hay que añadirle el descanso muchas veces brilla por su ausencia. ¿Y qué ocurre con esto? El organismo realiza la actividad siempre a remolque, es decir, no rinde como debería por la falta de aporte energético, de macronutrientes y micronutrientes derivado de la dieta y la pobre recuperación, efecto de la suma de la mala alimentación y el descanso inadecuado.

Todo esto produce un estado inflamatorio en el organismo, que provoca que distintos órganos trabajen de manera incorrecta e inadecuada y con sufrimiento.

Y todo esto solo tiene un camino, el de las lesiones. 

Cuando hablamos de mejorar la salud y potenciarla, siempre hablaremos de ejercicio físico (que no actividad física) bien pautado. El ejercicio físico, busca producir estímulos al organismo con el fin de conseguir adaptaciones, estas harán que nuestro cuerpo mejore físicamente y aumente nuestro nivel de salud. Y siempre acompañado de una buena alimentación, que mantenga nuestro organismo en un correcto funcionamiento y como de un correcto descanso.

Prepara tu cuerpo para tus deportes favoritos

Dicho todo esto, no digo que no haya que practicar el deporte que le guste a cada uno, pero si hay que saber y conocer que para practicar tu deporte favorito tienes que preparar el cuerpo para ello, y por desgracia la mayoría de las personas aficionadas, no lo están. Y para ello es imprescindible el entrenamiento de fuerza.

Así que si te encanta practicar futbol o cualquier otra disciplina deportiva, si o si tendrás que realizar entrenamiento de fuerza para preparar y fortalecer tu cuerpo, además, tendrás que alimentarte acorde a tus requerimientos y siempre comiendo de la forma menos ácida posible, ya que el deporte en exceso genera mucha acidez en el cuerpo, con lo que esto conlleva (y esto quiere decir reducir mucho la proteína animal sobre todo y priorizar y mucho lo vegetal, de esto hablaré en otro post sobre ello).

Para terminar diré lo importante de aprender la técnica en disciplinas como el atletismo, esto hará que reduzcamos y mucho los riegos de lesión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Raúl Planas. Todos los derechos reservados | Desarrollo Marketing Online Jiménez Carbó

Política de Privacidad

Política de Cookies

Aviso legal

Sígueme